16 Originales y ecológicos inventos que pueden mejorar la vida de millones de personas.

16 Originales y ecológicos inventos que pueden mejorar la vida de millones de personas.1shares

El ingenio del ser humano resulta sorprendente en muchos campos, pero cuando el objetivo es mejorar la salud del planeta y de quienes lo habitamos, hay que reconocer que su intelecto puede llegar a límites insospechados.

 Es inagotable la cosecha de inventos ecológicos. Muchos de ellos, además, sorprenden y divierten al mismo tiempo y, sobre todo, pueden cambiar las cosas, con lo que también nos hacen confiar en un mundo mejor. Pero ¿por qué hay tantos inventos curiosos? 

...En efecto, vivimos una explosión de ingenios que buscan cuidar el planeta. Dentro del apogeo que vive la ecología como nueva tendencia, crear para solucionar problemas ecológicos también está de moda. Según la consultoría de tendencias Avant Guide Institute, la creatividad aplicada a lo ecológico es una tendencia importante. Sobre todo, cuando se trata lograr la tan ansiada sostenibilidad.

¡Estos inventos podrían cambiar el mundo! Algunos están ya en el mercado, otros son simplemente proyectos que esperan aplicarse en breve, siguen perfeccionándose o están en fase de prototipo, a la espera de que les llegue su momento. Pero todo ellos tienen un enorme potencial. Al margen de sus diferencias, de popularizarse ayudarían a resolver problemas importantes sin dejar de satisfacer los niveles de bienestar actuales. Si bien algunos pecan de no atacar el problema de raíz, y solo suponen un simple parche, su objetivo y resultados de algún modo lo compensan. Y, en todo caso, son sorprendentes y el mundo los espera como agua de mayo.

1. Un bicitractor.

El bicitractor puede parecer un tanto ridículo. Su aspecto es divertido, de eso no cabe duda, pero éste es un claro ejemplo de cómo la risa puede ser compatible con los objetivos serios. Es un invetno español, y su objetivo es ser de utilidad para la producción bio o la permacultura. Lógicamente, si la agricultura bio quiere ser coherente con una filosofía verde, lo suyo e buscar alternativas a los tradicionales tractores. En este caso, parece más interesante la idea que la realización, pero no cabe duda de que se trata de una propuesta valiente, que demuestra hasta qué punto puede llegarse cuando se quiere apostar de veras por el estilo de vida verde.

2. Bioplástico con cáscaras de banano.

¿Alguna vez te has puesto a pensar qué otros usos podrían tener las cáscaras de fruta recicladas además de servir como abono? Esto fue precisamente lo que hizo la adolescente turca Elig Bilgin, quien con tan solo 16 años desarrolló un innovador método para fabricar plástico a partir de cáscaras de banano. El proceso consiste en colocar las cáscaras en una solución de disulfito de sodio y hervirlas, y según Bilgin el método es tan simple que “prácticamente cualquier persona lo puede hacer en casa porque aunque algunos químicos son irritantes, no son realmente peligrosos”.

3. Sistema de calefacción con latas de gaseosa.

Pulseras, organizadores, floreros y portalápices, son algunos de los objetos que pueden hacerse con latas recicladas. Pero, ¿sabías que también pueden servir para mantener tu hogar caliente? Jim Meany, creador de la compañía Cansolair Inc., inventó un sistema de paneles solares con latas de gaseosa, las cuales se unen hasta crear tubos largos que almacenan el calor y lo distribuyen por toda la casa. Este innovador proyecto es una alternativa ecológica a los sistemas de calefacción tradicionales que generalmente funcionan quemando combustibles fósiles como el gasoil. 

4. Un litro de luz.

¿Qué se hace con una botella de Coca-Cola después de consumir su burbujeante líquido? La mayoría de las veces simplemente la tiramos a la basura. En los los barrios marginales de Manila (Filipinas) han empezado a aparecer hace poco estas botellas de plástico atascadas a través de agujeros circulares practicados en los tejados de metal. Se trata de la materialización del proyecto “un litro de luz” (isang litrong liwanag), desarrollado por estudiantes del MIT(Massachusetts Institute of Technology) que, en colaboración con la fundación filipina Myshelter Foundation, busca atrapar la potencia del sol en una bombilla casera de ultra-bajo coste, para así traer la luz a las casuchas oscuras y tristes que llenan los barrios menos favorecidos del mundo.

Las botellas, que están llenas de agua y lejía, se colocan perfectamente ajustadas en un agujero en el tejado como si fueran claraboyas y aseguran “que emiten luz equivalente a una bombilla de 55 vatios de electricidad”. Todo gracias a los rayos del sol, que viajan en vertical a través del envase y al chocar con el líquido generan una refracción horizontal de 360 grados que ilumina toda la habitación. El procedimiento para construir la bombilla es tan sencillo como el principio lumínico en el que se basa: se llena una botella de agua limpia, destilada o purificara para lograr una mayor claridad, y se le añaden 3 cucharaditas de lejía para luego cerrar el tapón herméticamente. La lejía evita la formación de moho durante cinco años, para que el agua se conserve lo más clara posible.

Una vez preparada la mezcla, se introduce la botella en un agujero en el tejado que se sella con silicona; o en una lámina de fibra de vidrio, que se ajusta con calor al cuerpo del envase para evitar las posibles goteras. Ya solo hace falta sentarse a esperar a que salga el sol por la mañana.

5. Limpieza de los mares.

El invento del joven holandés Boyan Slat apunta muy alto. Su revolucionario sistema aspira a recuperar la basura de plástico de los océanos del mundo y está empezando a demostrar su potencial para lograrlo. Un proyecto piloto que funciona en la costa japonesa, al sur del país, será la prueba definitiva para convencer de lo que es capaz de lograr. Su gran objetivo, librar el Pacífico del gran parche de basura plástica. Su dispositivo experimental está diseñado para absorber y reciclar millones de toneladas de plástico marino. También planea una prueba a más gran escala entre Hawai y California en el año 2020. Aunque, todo hay que decirlo, su sistema plantea dudas con respecto a un posible impacto ambiental del ecosistema.

6. Duchas que ahorran 90 por ciento de agua.

En este listado no podía faltar un invento que fomentara el ahorro de agua. En este caso, son varios los modelos de ducha que permiten economizarla a lo grande. La empresa Hamwells acaba de presentar su invento: e-Shower, una ducha que ahorra un 80 por ciento de energía y un 90 por ciento de agua. Lo consigue mediante un ingenioso sistema de reciclaje casi en tiempo real, que permite reutilizar el agua en 7 ocasiones cada vez que nos duchamos.

Hace un par de años, la ducha OrbSys ya propuso unos ahorros similares. Inventada por el diseñado rindustrial suizo Mehrdad Mahdjoubi, se basaba en un sistema cerrado que reutilizaba el agua siguiendo un proceso que también la potabiliza de forma instantánea. O, como tercera opción, la Showerloop también es una propuesta que sorprende. Independientemente del tiempo que pasemos bajo la ducha, no gastaremos más de 10 litros de agua. Su sistema de filtración también hace posible ese pequeño gran milagro de la purificación simultánea.

7. La nevera del desierto.

Suele coincidir: algunas de las zonas más cálidas del planeta son las que cuentan con menos suministro eléctrico. Por ello, millones de personas ven cómo sus alimentos se echan a perder con facilidad. La nevera del desierto, diseñada por el profesor nigeriano Mohammed Bah Abba, funciona con el mismo sistema que los botijos. Se trata de una vasija de arcilla dentro de otra con arena mojada entre ambas. La evaporación de esa agua enfría la arena y el botijo del interior. Esto permite conservar los alimentos frescos durante semanas, reducir el desperdicio y evitar las enfermedades debidas al consumo de comida en mal estado. Además, se puede fabricar por poco más de un euro. En Nigeria, Camerún, Sudán, Níger, Chad y la República Democrática del Congo se han entregado 91.000 neveras, lo que ha beneficiado a unas 500.000 personas.

8. Potabilizar por muy poco.

En muchos de los lugares que no tienen agua potable sí que cuentan con ella sucia y no apta para el consumo humano. Para ellos, el H2prO, el invento de una joven que quedó finalista en los Google Science Fair del año pasado, puede ser una solución. Se trata de un dispositivo con un filtro de titanio que separa los compuestos perjudiciales para dejar agua pura. Se comercializan por algo menos de 10 euros.

9. Bios urna.

La nueva urna biodegradable; es una urna funeraria hecha de materiales biodegradables que ayudará a que tus restos mortales cobran vida en la forma de un nuevo árbol. Dentro de la urna hay una semilla de pino, que puede ser reemplazada por una de cualquier otro tipo de árbol, y que crecerá en memoria de tus seres queridos. Las urnas Bios logran que la naturaleza transforme la muerte en una nueva vida.

La urna Bios está diseñada para cumplir con el objetivo del ritual. La parte superior de ésta está especialmente diseñada para que la semilla crezca. Antes de enterrar la urna, es necesario mezclar los restos con un poco de tierra del lugar donde quieres que crezca el árbol. Una vez mezclados con la tierra, los componentes facilitarán de forma natural el proceso de germinación de la semilla. es 100% biodegradable. Este producto puede ser guardado durante años sin poner en riesgo su funcionalidad.

10. Piscinas ecológicas.

Las piscinas ecológicas son una buena opción para las personas preocupadas por no estar en contacto con productos químicos y tóxicos. Su funcionamiento se basa en la capacidad de filtración de distintos tipos de plantas y en filtros de grava y arena. Estas piscinas, que recuerdan a los estanques en los que de niños nos bañábamos rodeados de ranas y peces, hoy seducen a personas que apuestan por una forma de vida más natural.

En Austria, Alemania e Inglaterra, la construcción de este tipo de piscinas está muy extendida, ya llevan más de 15 años construyéndolas y existen empresas muy especializadas que aplican determinados sistemas patentados.

11. Carreteras solares.

Esta interesante propuesta nos habla de carreteras solares, las cuales no están hechas de cemento u hormigón, sino de páneles solares, los cuales perciben la luz del sol y la convierten en energía eléctrica. Este tipo de carreteras está basado en un sistema de pavimento modular de páneles solares que pueden incluso soportar el peso de los camiones más pesados. De acuerdo a sus inventores, una pareja de ingenieros, se pueden instalar en caminos, estacionamientos, calles, caminos para peatones, caminos para bicicletas, parques, etcétera. Es decir, cualquier superficie bajo el sol. Se pagan con la generación de electricidad que producen.

Pero ¿cuánta energía producen? Se sabe que el Sol puede alimentar celdas solares con un rendimiento de un 18.5%. Si todas las carreteras de Estados Unidos tuviesen estos páneles, se podría tener energía por más o menos: 14,953,844,354,292 watts por año, es decir, 14.95 mil millones de kilowatts. Esto es considerando solamente cuatro horas de Sol por día. Pero además de esto, los páneles solares pueden tener LEDs y entonces se podrían iluminar las calles con letreros y sin tener que pintarlos. Podrían avisar de problemas en la propia carretera o si están pasando animales en algún momento para así tomar las precauciones correspondientes por parte de los conductores. La meta de los creadores de esta idea era de 1 millón de dólares y faltando 19 días para cerrar las donaciones, llevan más de 1 millón 800 mil dólares. ¿Será este el futuro para resolver el problema energético? ¿qué piensan los lectores binarios de uno cero?

12. Catalizador que transforma el plástico en biocombustible.

El plástico puede tener una segunda reencarnación como combustible, según ha demostrado la empresa japonesa Blest, con una máquina asombrosamente sencilla, capaz de convertir el plástico en gasolina, diesel o keroseno. Su inventor, Akinori Ito, explica cómo funciona la “Caja Mágica” la cual sólo pesa 50 kilos y es capaz de convertir 1 kilo de plástico en 1 litro de gasolina. Ha distribuido la máquina en diversos países en los que el plástico resulta un problema medioambiental de primer orden. Ito cree que en el momento en que la gente empiece a considerar el plástico usado como un combustible y no como un desperdicio cambiará su actitud hacia él y, eventualmente, convertirá los basureros en una suerte de campos petrolíferos de segunda generación.

13. Dispositivo que usa luz solar para desinfectar agua contaminada.

Siempre es agradable constatar cómo el espíritu emprendedor comienza a surgir desde la más tierna adolescencia, encarando asuntos de amplio calado como tratar de ayudar a encontrar una solución a la crisis mundial del agua. Es el caso de Deepika Kurup, una joven de 14 años que estudia en una escuela secundaria del sur de Massachusetts, que ha ganado el primer premio (dotado con 25.000 dólares) en el Discovery Education 3M Young Scientist Challenge, el concurso más importante de EE.UU para estudiantes en los grados 5-8. Lo ha conseguido gracias a un dispositivo inteligente que utiliza la energía solar para desinfectar agua contaminada. Les contó a los jueces que le inspiró un viaje a la India para construir su propio dispositivo de bajo coste solar, pues cuando estaba de vacaciones en la India, fue testigo de cómo unos niños bebían agua sucia de un charco estancado.

Pero, ¿cómo funciona exactamente este invento? Pues de una forma relativamente simple. El proceso clave consiste en exponer óxido de titanio y óxido de zinc a la luz solar, que inicia una reacción química que forma radicales hidroxilos (OH, formados por un átomo de hidrogeno y otro de oxígeno) que pueden atacar y destruir ciertos tipos de bacterias para desinfectar el agua contaminada. En las pruebas, después de contar los niveles de bacterias coliformes, antes y después de aplicar su sistema, encontró con que su invento había reducido significativamente la cantidad de bacterias coliformes de 8.000 hasta 50; y de E. coli (causante de la diarrea) de más de 1.000 a ninguna ¡en menos de 8 horas!

14. Árbol de célula solar.

Aidan Dwyer es un chico estadounidense de 13 años que realizó un innovador descubrimiento, que podría convertirse en un gran avance en el diseño de paneles solares. La inspiración le llegó a Aidan en un paseo a las montañas, donde se dio cuenta que había un patrón en las ramas de los árboles, que después descubrió – como lo hiciera el naturalista Charles Bonnet en 1754 – que estaban ordenadas según la sucesión de Fibonacci.

Aidan analizó los árboles y determinó el patrón en que están organizadas las hojas y las ramas, lo copió en un software en su computador, y construyó un sistema de paneles solares ordenados como un roble usando un tubo de PVC. El modelo ordenado como árbol generó mucha más electricidad, diferencia que se notó especialmente durante el solsticio de invierno, cuando el sol está en su punto más bajo en el cielo. El árbol generó entonces un 50% más energía que el panel estilo techo, sin ajustar su posición ni hacerle ningún cambio. Aidan concluyó que el orden estilo árbol, siguiendo la sucesión de Fibonacci, permitía a algunos paneles recibir luz solar aún cuando otros estaban en la sombra, y prevenía que las ramas del árbol hicieran sombra sobre las demás ramas. 

15. Generador que se alimenta de orina.

Un grupo de jóvenes nigerianas llamó la atención de los visitantes a la Maker Faire África con su creación de un generador que se alimenta de orina y que produce seis horas de energía por un litro de orina. Las estudiantes han inspirado a varios desarrolladores de energía renovable de todo el mundo. No cabe dudas de que un generador de energía como este tipo sería de gran ayuda en medio de catástrofes naturales o situaciones de emergencia.

16. Nuevo sistema de propulsión sin combustible para satélites.

Un sistema que permite generar potencia eléctrica y empuje a bordo de satélites sin necesidad de usar propelente ha sido diseñado en las universidades Carlos III y Politécnica de Madrid. El sistema se basa en lo que se conoce como una "amarra espacial con baja función de trabajo", una cinta de aluminio de unos 2 centímetros de ancho, 50 micras de espesor y varios kilómetros de longitud, cubierta con una fina capa de un material que facilita la emisión de electrones al ser iluminado y calentado por el Sol.

El sistema funciona aprovechando un efecto electrodinámico conocido como frenado de Lorentz. En la vida cotidiana estamos más familiarizados con el frenado aerodinámico, pero el de Lorentz puede observarse también fácilmente al dejar caer un imán en el interior de un tubo de cobre.

El sistema proporciona potencia útil en órbita mientras se desorbita el satélite, es decir, se disminuye la altura de la órbita hasta que se produce su reentrada y quemado en la atmósfera. En este sentido, "esta tecnología resulta ideal para eliminar basura espacial", destacan los investigadores. Además, si el satélite dispone de potencia a bordo, la amarra puede funcionar de manera inversa y generar un empuje que aumente la altura del satélite.

¿Cuál de todos te parece más impresionante? COMENTA y no olvides COMPARTIR esta nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR